Mi primera vez.

   La ansiedad es desbordante ante tal evento. Mi vida cambiará de ahora en adelante, para bien o para mal. Percibiré al mundo con nuevos ojos; unos atentos y hasta escrupulosos. Del arrepentimiento creo estar perfectamente segura que puede pasar, pues bastante que lo he meditado con la almohada; es un riesgo latente, sí, pero ¿a quién le importa? Es mi vida, y con ella resuelvo el camino a transitar.

   Me dirijo hacia la cómoda y abro la última gaveta en donde escondo todo aquello que no quiero que mi familia vea. Son mis secretos, míos y de nadie más.
   Sin embargo…, ya cansada de mis problemas, resuelvo ponerle punto final y desahogar todas mis penas; si puedo eludir, aunque sea por unos minutos la realidad, por mí está bien.

   Sin demoras, saco la caja de zapatos que es excelente para organizar y ocultar ciertos objetos que no me conviene tener a simple vista. La pongo sobre la cama como si se tratara de una bomba a punto de explotar; retiro la tapa, miro sobre mi hombro, cerciorándome que mi madre no me pille desprevenida. La puerta de la habitación está cerrada, aunque, por desgracia, carece de un pestillo para asegurarla de visitantes indeseables.

   Debajo de varios papeles y fotografías, saco el envoltorio. Lo compré hace tres días con los ahorros de mi mesada. Me aventuré, empujada por el enojo hacia mis padres; la sola idea me hace palpitar con fuerza el corazón. Si mis amigas se enteran, me criticarán y hasta se burlarán. No creo que comprendan por lo que estoy pasando, ellas viven en su mundo feliz y yo en un infierno.

   Las manos me tiemblan; rayos… ¿cómo empiezo? Lo desenvuelvo con cuidado, procurando no hacer ningún ruido con el periódico que lo mantiene protegido de miradas curiosas. Me meteré en serios problemas si alguien lo descubre, espero que permanezca escondido hasta que calme mis ansias; después, ya veré qué hago…

   Tuve que necesitar de una respiración larga y profunda para calmarme, «vamos, tú puedes», me digo a mi misma para infundirme valor; "si muchos lo hacen, ¿por qué tú no?”.

   Así que resuelta, tomo el lápiz que tengo cerca, abro la tapa y comienzo a escribir sobre la cama:

   Querido Diario…

   Nota: Publicado en la Segunda Edición Impresa de Falsaria.
         
ISBN: 1210032446182
SafeCreative                          
03/10/2012

Comentarios

  1. Imagino la cantidad de hojas que haz escrito desde que leí esta , tu primera vez.
    Amiga estás recopilando tu obra?
    Un abrazo feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo subo algunos relatos para aquellos lectores que no siguen Falsaria.

      Eliminar
  2. Qué malpensado soy, me fui por otros derroteros. Te felicito, juegas con el lector en buena medida.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario