Entre tantas preguntas

¿Es la voluntad de Dios que un pervertido viole a una niña de 12 años?

¿O es la voluntad del hombre no permitirle abortar un niño no deseado?

¿Hasta dónde debemos inmiscuirnos en la vida de los demás?

¿Las normas son como las mujeres: se hicieron para violarlas?

¿Es justo éste pensamiento, o es el reflejo de la decadencia de la sociedad?

¿Por qué lo permitimos?

Comentarios