¿Por quién doblan las campanas?

¿Doblan por mí?
¿Por ti?
¿O por nosotros?
¿Es el matrimonio la tumba del amor o el inicio a una nueva vida?
¿Yo temo?
¿Tú temes?
¿O ambos tememos?
¿Estamos preparados para afrontar la cotidianidad?
¿Me animo?
¿Te animas?
¿Nos animamos?
¿O preferimos dejarlo de lado como dos buenos cobardes?


Comentarios

  1. Hola Martha,
    Me encantó esa paradoja: "¿Es el matrimonio la tumba del amor o el inicio a una nueva vida?
    "... Demasiado profundo.
    Un abrazo,
    Rafael
    @raguniano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me inclino más por lo segundo. Es triste que sea la tumba del amor, ¿no crees? Aunque, claro, nada es perfecto.
      Gracias por pasar por mi blog.
      Un abrazo también.

      Eliminar

Publicar un comentario